jueves, 16 de julio de 2020

La Comunalidad como herramienta: una Metáfora Espiral


En el intento de hacer legible mi tesis de maestría, De Tierra Espiral: Comunalidad, Memoria y Esperanza en la Sierra Norte de Oaxaca (UAM-X, 2005), un mamotreto de unas 800 páginas, decidí resumir la "Introducción", donde expongo una propuesta de ordenamiento teórico metodológica en el horizonte de la comunalidad, particularmente con base en los planteamiento del maestro Jaime Martínez Luna, con quien tengo el privilegio de colaborar desde 1995.

El texto resultante aún era muy largo, así que hubo que cortarlo para publicarse en dos partes: la primera en Cuadernos del Sur 34, la otra en Bajo el Volcán 23. La idea es presentarlos integrados en uno solo nuevamente...

Por mientras:






Guerrero Osorio, Arturo (2013), «La comunalidad como herramienta: una metáfora espiral», Cuadernos del Sur, 34: 39-55. 


"1. La mirada

1.1. Nombres

La palabra Comunalidad, en el entorno de hoy, puede nombrar cierta variable estadística, un principio de la comunidad europea o una legión sideral en combate multimedia, si hemos de creer en google. La situaré, inicialmente, en su sentido como realidad jurídica en México, a partir de su incorporación en la Ley General de Educación del Estado de Oaxaca (1995), donde por escrito se le reconoció jurisdicción a un preexistente acuerdo vernáculo y por ende oral, definiendo a la comunalidad como: “forma de vida y razón de ser” de los pueblos oaxaqueños que el Estado debía respetar y preservar. Con esto fue reconocido y legitimado el modo comunal de vida y se sentó jurisprudencia sobre la realidad de una dinámica peculiar -distinta a la sociedad económica regida por el derecho positivo- usando un término surgido en la reflexión al interior de las comunidades en torno a su propia experiencia. Ya no una categoría externa, como “cultura”, “identidad étnica”, “usos y costumbres”, “grupo etnolinguïstico”, “república de indios”, “sociedades tradicionales, campesinas” o “indígenas”, sino un nombre propio que organiza desde adentro la mirada y las preguntas en torno a la tercera persona del plural. La comunalidad es un nombre del Nosotros...".








Guerreo Osorio, Arturo (2016), «La comunalidad como herramienta: una metáfora espiral II», Bajo el Volcán, 23: 113-129. 


"Comunalidad” es mundo y relato. Como mundo se vive y ya. Es experiencia cotidiana en la Sierra Juárez y en otras regiones deOaxaca. Gozo y padecer compartidos. No necesita nombrarse ni explicarse. El mundo es una de las tres dimensiones de la realidad. Como relato, es reflexión desde ese mundo y puede ser, entre otras cosas, un puente entre lo comunal y la sociedad económica. Un instrumento propiciador del encuentro. Que nos permita reconocer lo propio. Pero también lo ajeno y la posibilidad de un reconocimiento mutuo. O al menos así interpreto los trabajos del finado Floriberto Díaz y de Jaime Martínez Luna, quienes crearon, por separado, la perspectiva de la “comunalidad”. En su mundo, comunalidad es palabra; en su relato, un término (Esteva: 2015). Aquí propongo una forma para este relato: espiral...".


OTROS TEXTOS DEL DOSSIER COMUNALIDAD EN BAJO EL VOLCÄN 23:


Baca-Feldman, Carlos F. Presentación Dossier

Martínez Luna, Jaime, "Conocimiento y comunalidad".


Baca Feldman, Carlos Trabajo comunal. Puntos de encuentro entre la teoría crítica y la comunidad en laconstrucción de "otro mundo posible".


Maldonado Alvarado, Benjamín "Perspectivas de la comunalidad en los pueblos indígenas de Oaxaca".


Esteva, Gustavo, "Para sentipensar la comunalidad".



miércoles, 15 de julio de 2020

"Comunalidad" (entrada en Pluriverso: Un Diccionario del Post-Desarrollo, 2019)




COMUNALIDAD

por Arturo Guerrero Osorio


en Ashish Kothari, Ariel Salleh, Arturo Escobar, Federico Demaria y Alberto Acosta (coords.) Pluriverso: Un Diccionario del Post-Desarrollo. México: Icaria, 2019, pp. 193-195.


PDF en español




Título original: 

Pluriverse: A Post-Development Dictionary, Nueva Delhi: Tulika/AuthorsUpFront, 2019, pp. 130-133.

PDF en inglés



(Se mantiene paginado de la edición de Icaria)

193



Palabras clave: comunalidad, Oaxaca, postdesarrollo, Nosotros pueblos originarios




Comunalidad nombra el modo de ser y de vivir de los pueblos de la Sierra Norte de Oaxaca, y de otras regiones de ese Estado del sureste mexicano. El término fue acuñado a finales de los años setenta del siglo pasado por dos pensadores oaxaqueños: Floriberto Díaz Gómez y Jaime Martínez Luna. Expresa una terca resistencia a todas las formas del desarrollo que han llegado al área, la cual ha tenido que aceptar diversos acomodos, y una forma contemporánea de vida en que se incorpora lo que llega de afuera sin permitir que destruya o disuelva lo propio. En la comunalidad, se apela a la mejor de las tradiciones de muchos pueblos que han logrado persistir: la de cambiar la tradición de manera tradicional, es decir, a la manera propia, para seguir siendo lo que son a pesar de las presiones de disolverlos, reducirlos, convertirlos en otra cosa, desarrollarlos.


La comunalidad es el predicado verbal del Nosotros. Nombra su acción y no su ontología. Verbos encarnados: comer, hablar, aprender… realizados colectivamente sobre un suelo. Solo existe en su ejercicio. El Nosotros se realiza en la espiral de la experiencia. En ella distinguimos tres momentos. El primero: Reconocimiento/ Intercambio/ Evaluación. El ejercicio y entendimiento del Nosotros no son actividades epistemológicas, sino vivenciales. Implican reconocimiento del suelo que se pisa. Se reconoce uno con la gente en ese suelo. Reconocemos lo que hacemos y lo que logramos. Esto es, reconocemos nuestra posibilidad y límite.


Reconocemos que nuestra existencia solo es posible con los otros/as al constituir un Nosotros, y distinguirnos de los Otros. Nos abrimos a todos los seres y fuerzas. El Nosotros se realiza en el hacer de mujeres, hombres y niños concretos; en ese movimiento participa también todo lo visible e invisible debajo y sobre la Tierra, ordenados por el principio de complementariedad entre los diferentes. Lo comunal no es un conjunto de cosas, sino fluir integral.


Tras el reconocimiento viene un intercambio, de experiencias, herramientas y saberes, al interior del Nosotros o con las Otras/os. Un hospedaje mutuo. Albergamos la Verdad del Otro mientras el Otro hospeda la



194



nuestra. Nos encontramos: compartencia: esto es guelaguetza en zapoteco, principio estético comunal: estar con el otro en los momentos claves de la vida, compartir la experiencia. Equivalentes homeomórficos de la comunalidad podrían ser: el sumak kawsay quechua y el lekil kuxlejal tzeltal. Labrados todos por una ética de reciprocidad. El intercambio implica tanto crítica racional como confianza y fe. Este aprendizaje culmina en una evaluación del reconocimiento e intercambio realizados. Nos coloca en un nuevo reconocimiento, para otro intercambio y nueva evaluación…

Segundo momento: Nosotros/ Oralidad/ Sedimento. El Nosotros se recrea en el espacio mental de la oralidad y la imagen entreverado con las mentalidades textual y cibernética. En la oralidad el Nosotros ocurre sobre un suelo, lugar con los cuerpos de todos los seres presentes y desaparecidos, el cielo, con el aspecto que tienen justo al momento del reconocimiento e intercambio. La guelaguetza sucede sobre un sedimento de vida y muerte. Allí está depositado todo lo ocurrido desde que nació la Madre Tierra: sobre este cúmulo de rastros es que se habla y se escucha.

Tercer momento de la espiral de la experiencia: lo Cotidiano/ el Recordar/ la Esperanza. La experiencia se vive en su duración, no se mide con un tiempo lineal. Para el Nosotros, un presente extendido. En la cotidianidad recordamos, teniendo por asidero y gatillo al sedimento. 
Allí, abrigamos nuestras esperanzas para el porvenir.

La experiencia del Nosotros sucede en el horizonte de la espiral adentro. 
En esta distinguimos dos dimensiones: el Acuerdo y la Raíz. El acuerdo es la racionalización y verbalización de la raíz. Establece el ordenamiento del Nosotros en sus relaciones internas y con el exterior. La experiencia se sedimenta en el acuerdo y el acuerdo determina a la experiencia. Las normas establecen las formas de compartencia del Nosotros y fijan límites al individualismo y la envidia. Del acuerdo emergen las instituciones comunales: asamblea, cargos y tequio.

La asamblea es la forma que el Nosotros se da para consensuar y tomar acuerdos. Allí opera la comunalicracia, no la democracia, entre personas diversas compartiendo en un Nosotros y no entre individuos iguales, libres y en competencia. En la asamblea se nombra —no se elige—a las 
autoridades, se resuelven los pleitos y se decide colectivamente el camino común a seguir. Las autoridades no gobiernan: prestan un servicio ordenado por la asamblea: es el «mandar obedeciendo» del EZLN. Los cargos de autoridad, en tanto servicios, se realizan de manera obligatoria, gratuita y de buena gana (aunque normalmente la gente rehúye: son pesados). Una actividad que organiza la autoridad de cada Nosotros es el tequio, obligada labor colectiva para el beneficio común, sin remuneración.


195


Por definición, la Raíz es invisible, incognoscible. Origen y sustento. Jaguar y serpiente. Es el mito comunal, su horizonte de inteligibilidad. Intuimos la forma de la Raíz —no su contenido: en cada comunidad es propio y distinto a las demás— con cuatro rumbos o pilares: los reconocimientos  mencionados: el suelo, la gente, su quehacer y logros. En otras palabras: Tierra, Autoridad, Labor y Fiesta comunales.

Ahora bien, la comunalidad solo puede ser entendida en su relación con el exterior no comunal, es decir, con la sociedad económica. Esta es la espiral afuera: inicia con una imposición externa, la cual desata, o no, una resistencia interna, y deriva en una adecuación. Este resultado es lo propio y el Nosotros.


Agradezco a Gustavo Esteva la revisión de este texto y su apoyo para situarlo en el marco del postdesarrollo.




Referencias:


Guerrero Osorio, A. (2013), «La comunalidad como herramienta: una metáfora espiral», Cuadernos del Sur, 34: 39-55. 


—-----------------------(2016), «La comunalidad como herramienta: una metáfora espiral II», Bajo el Volcán, 23: 113-129.  


Martínez Luna, J. (2013), Textos sobre el camino andado, t. 1, México: cmpio/campo/ ceeesci/ cseiio.


Panikkar, R. (1999), El espíritu de la política, Barcelona: Península.


Robles Hernández, S. y Cardoso Jiménez, R. (comp.) (2007), Floriberto Díaz. Escrito: comunalidad, energía viva del pensamiento mixe, México: UNAM.




Arturo Guerrero Osorio (Ciudad de México, 1971). Desde hace dos décadas colabora con intelectuales y activistas de Oaxaca en la reflexión desde lo comunal. Ha acompañado procesos de radio comunitaria en el sureste de México y en Colombia. Colaborador de la Unitierra de Oaxaca y de Fundación Comunalidad. Candidato a doctor en desarrollo rural por la Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco.



..........................
















Pluriverso: Un Diccionario del Post-Desarrollo 
es una estimulante colección de más de 100 ensayos sobre alternativas transformadoras a los actuales procesos dominantes del desarrollo globalizado, incluidas sus raíces estructurales ancladas en los valores de la modernidad, el capitalismo, el dominio estatal y lo masculino.En el imaginario posdesarrollista, el «desarrollo» ya no sería el principio organizador de la vida social. 

El libro presenta cosmovisiones y prácticas de todo el mundo en una búsqueda colectiva de sociedades ecológicamente sabias y socialmente justas. También ofrece ensayos críticos sobre una serie de falsas soluciones que quienes detentan el poder están proponiendo, en un intento de «ecologizar» el desarrollo. Entre los más de 120 coautores del volumen encontramos activistas, académicos y profesionales con una vasta experiencia en sus respectivas áreas de investigación(De la página de editorial Icaria)









Salió también una edición peruano-boliviana y al parecer se consigue en Editorial Universitaria Abya Yala de Quito.

















Tejiendo el Pluriverso: la ontología política de las luchas territoriales en América Latina / Abya Yala
Arturo Escobar
Seminario Internacional Pensamiento Contemporáneo
MAEID/UNICAUCA, Popayán











viernes, 2 de noviembre de 2012

Dignidad, barricadas y montajes


Guión del programa "Mutaciones" en Radio Plantón, 27 de octubre de 2006

Hoy en Oaxaca ocurren muchas y extrañas cosas. Por ejemplo, queridos radioescuchas, hay un paro cívico estatal convocado por la APPO; las entradas de la ciudad están bloqueadas, nada entra, nada sale; los ciudadanos combativos modificaron la ubicación de sus barricadas nocturnas y hoy las mantienen, de día, por toda la ciudad, y la ciudad de Oaxaca está parada. Y hay acciones similares o de otro tipo por todo el estado. Oaxaca está parada, quieta, con la quietud de la olla expres un instante antes de estallar y botar la tapa por los cielos. Hay marchas. Hay campamentos populares reforzados por doquier. Circula la brigada móvil de la APPO, clausurando simbólicamente, y desalojando al personal, de diversas dependencias. Los supermercados clausurados.

Hay, también hoy y mañana en Oaxaca, una iniciativa para el diálogo..., convocado por muchas personas y organizaciones honestas. Un proceso de diálogo entre todos los sectores de la sociedad, incluyendo a los empresarios, la iglesia solidaria, las ONGs, ciudadanos de a pie; pero excluyendo a ese Ulises y a su pandilla. Un proceso de diálogo desde adentro de la sociedad. Ya circula por ahí un primer borrador de las mesas de discusión. Si todavía no lo tiene usted, querido radioescucha, y quisiera leer este primer documento, este borrador de las discusiones, reflexiones y propuestas que muchos ciudadanos y organizaciones civiles están realizando en Oaxaca, en torno a su propio mundo, en torno a su propia vida, Si desea participar en este proceso de diálogo entre los oaxaqueños, visite www.oax...
O bien escriba, por favor a dialogosporoaxaca... y participe en un proceso constructivo que viene desde adentro de la sociedad. Esta iniciativa para el diálogo en Oaxaca tiene como fin, según entiendo, el reconocimiento de los que somos y de lo que somos, dialogar para reconocernos y ponernos de acuerdo, nosotros los del pueblo, en un nuevo Pacto, podría decirse, un nuevo Pacto cultural entre los oaxaqueños; no simulacros de la S. de Gobernación, no montajes del PRIAN: aquí en mutaciones les invitamos cordialmente, queridos radioescuchas, a participar en este diálogo verdadero por Oaxaca. Radio Plantón 92.5, una radio guaguarona.

Pero eso no es todo, nunca será todo, si no consideramos la preocupación y el profundo respeto que sentimos acá en Huaxyácac por nuestros compas, nuestros hermanos maestros y miembros de la APPO en huelga de hambre allá, en el corazón de la Gran Tenochtitlán. Ante la estupidez del senado, perdón pero no hay otra palabra, los huelguistas han comenzado a suspender también los líquidos. En el álgebra de la batalla, nuestros compañeros en huelga de hambre, intentan convertir la posibilidad de sufrir daños irreversibles en sus cuerpos, convertir esos daños físicos en presión política, y que la clase gobernante a nivel federal reconozca de una vez por todas lo que pasa en Oaxaca: la necia, absurda, imposible permanencia de Ulises en un gobierno virtual está llevando a Oaxaca hoy por hoy al encono desorbitado, al enfrentamiento ciudadano, Ulises está provocando en Oaxaca una guerra civil.

No exageramos: usted que nos escucha debe saber que en Oaxaca se avecina una masacre, si no lo impedimos todos, pero ya. Ya sabe, querido radioescucha: cada quien en su barricada, cada quien en su trinchera. Pero, por el amor de Dios, por el amor de todos los dioses, usted que nos escucha, ayúdenos a impedir que en Oaxaca estalle la barbarie, ayúdenos a impedir en Oaxaca la victoria de la muerte.
Ulises y su pandilla local, junto a los caciques estatales y nacionales, en complicidad con el gobierno federal, están hoy creando en Oaxaca todas las condiciones para que los oaxaqueños nos enfrentemos entre nosotros. Vecinos contra vecinos, hermanos contra hermanos. La bomba está apunto de estallar y la única forma de desactivarla, que no desaparecerla, pues la bronca sigue aquí, pero se desactivará cuando los señores funestos del poder y del dinero se den cuenta que si Ulises no cae de inmediato, nos va a ir mal, pero muy mal, a todos los oaxaqueños y a muchísimos mexicanos.

Nuestros hermanos en huelga de hambre allá en la ciudad de México están haciendo su parte en esta lucha, esta lucha popular por la salida de Ulises Ruiz, donde el ayuno se vuelve símbolo de dignidad. Como ellos mismos, los huelguistas, nos dijeron: “lucharemos hasta alcanzar nuestro objetivo. Ustedes, hermanos oaxaqueños, en las calles, en los campamentos, en las barricadas, en las radiodifusoras; nosotros en la huelga de hambre. Cada quien en su trinchera hasta la victoria. No nos doblegaremos. Redoblaremos el esfuerzo para rescatar la ciudad, el estado, la economía, las clases y trabajos perdidos”. Esto nos dicen nuestros compañeros en lucha, que hoy entraron en ayuno total, sin líquidos ni nada. Y una palabra que aparece es Dignidad. La dignidad... ¿Qué significa para usted, querido radioescucha esta palabra, dignidad? ¿Qué hace o cómo es una persona digna? ¿Cuándo en las barricadas la gente habla de luchar por la dignidad del pueblo, a qué cree usted que se refieren?

(Presentación)
(Rola: sueño de una noche de verano)

Ulises se reunió con los empresarios de los medios en Oaxaca, el resultado: grupo Acir saca sus estaciones del aire, con el pretexto de que la APPO las iba a tomar. Así, más ligeritos, los mismos empresarios junto a Ulises Ruiz lanzan una radio clandestina para hacer propaganda a favor del ex gobernador.

¿Cómo la ve? Qué poca imaginación: imitan las formas de lucha legítimas del pueblo y simulan una “radio ciudadana”, donde se dice que Ulises debe ser el gobernador, invitando a los priistas a que retiren los implementos que los ciudadanos usan para poner sus barricadas; dicen que quieren cambiar las balas y la violencia por cultura...Qué bueno, nosotros también queremos que los sicarios dejen de actuar impunemente contra la población. El problema, señores paleros del 99.1, es que las balas, la violencia y los asesinos están de su lado, las balas que han matado a 11 ciudadanos en este conflicto han salidos de sus armas, de las armas de los asesinos a sueldo de Ulises Ruiz. Si quieren que no haya más violencia, simplemente dejen de sostener a un sátrapa que no supo gobernar. Tan fácil como eso.
Dijeron los senadores: en Oaxaca los poderes del estado siguen vigentes. Si concedemos que el Senado tiene razón, entonces, usted que nos escucha, gente de buena voluntad, díganos ¿cómo se dice cuando esos poderes se usan para asesinar a los ciudadanos que son fuente de esos mismos tres poderes? ¿Cómo nombrar al hecho de que esos poderes se usen para secuestrar, torturar, encancelar, desaparecer, atemorizar, a los ciudadanos que se rebelan, porque ya no quieren ser torturados ni desaparecidos ni negados ni humillados ni saqueados? ¿Cómo le llamaría usted a un ex gobernador que gobierna su estado, únicamente, desde la televisión y con notas pagadas en los periódicos? ¿Cómo llama usted a la situación donde esos poderes de arriba copian los modos de lucha del movimiento social que dicen que no existe? Por ejemplo, la radio. Se reúne ese Ulises con los empresarios de la comunicación masiva, y deciden, estratégicamente, cerrar sus radios por un tiempo, para evitar, por un lado, que las tomara la APPO cuando callen otra vez a R. Uni y R. Plantón, y por otro, para reducir la dispersión del auditorio, eliminar, como alguna vez lo hizo la APPO, pero de otra manera, las opciones del radioescucha, para iniciar otra etapa de la guerra donde el cuadrante radiofónico es la zona de batalla. Los poderes de arriba, incluyendo claro está al poder económico, esos poderes evacuaron a los civiles del cuadrante y ahora toda su ignorancia y su crueldad se concentra, y desean con la evacuación que los radioescuchas se concentren, en su nuevo montaje.

Recuerda usted que han hecho ya muchos montajes los de arriba. Uno muy sonado fue el montaje de la guerrilla en la Sierra Juárez. Guerrilla de fachada le llamó la PGR luego de investigar: tan sólo un montaje de alguien que tiene para comprarles uniformes nuevos y hasta tenis de marca a sus payasos. Pues bien, ahora tienen un nuevo montaje, pero en la radio. Una supuesta radio ciudadana que apareció en 99.1 FM. Los de arriba ofrecen clon de las radios del movimiento popular, como R. Cacerola, R. APPO, el mismo modelito copiado por Ulises y sus muchachos, una radio tan ciudadana como la migraña.

Usted dirá que estoy prejuiciado contra la competencia y que hasta envidia me da. Pero qué le parece esta perla, diría Nikito Nipongo, sacada de los más profundo del alma oaxaqueña: Dijeron ayer ahí que Ulises siempre se ha manejado con humildad y cordura... luego hablaron de que la mesura y el diálogo son los apellidos de Ruiz Ortiz. Usted, querida, querido radioescucha, dígame, ¿usted les cree? Nosotros nel.

No sólo copiaron el modelo de la radio popular, sino que hacen énfasis en lo peor de ese modelo: centrados en la propaganda y no en la reflexión y el análisis; con teléfono abierto sólo a los simpatizantes y negado a los que piensan diferente; clásico: también, como hacían en radio APPO, censuran las llamadas adversas que logran colarse...ay, se cortó...ay, se cortó... Igual, ahora en Radio Ulises dicen que ellos sí que son el pueblo, no el pueblo chafa y jodido, sino el mismísimo pueblo, ese que sí es priista y vende la dignidad y la vida de sus hermanos por 30 denarios. Judas se queda pálido cuando escucha a los oaxaqueños que piden el uso de la fuerza federal, militar, policiaca o de sicarios y porros, qué más da, si lo que les único que les importa a los de Radio Ulises es conservar un orden que ya no existe y mantener los privilegios de los caciques del estado y del país, quienes a final de cuentas, son los ciudadanos de Radio Ulises.

Allí criminalizan la resistencia popular. Dicen que la barricada es un crimen: dicen que es un crimen el defendernos en Oaxaca para que no nos maten los sicarios de Ulises Ruiz.
Oaxaca está polarizada. Y como toda polarización, es simplista y reduce, borra las tonalidades. En Oaxaca son dos bandos: La APPO y Ulises. O bien, los compañeros combativos y los priistas. Seguramente hay simpatizantes del movimiento popular que ni les gusta la APPO ni son combativos, y también, seguramente, habrá simpatizantes del viejo status quo, ora sí que nostálgicos del antiguo régimen, que no son del PRI, pero vamos, Oaxaca está megapolarizada.
(Cápsula)

El juego del oráculo y televisa
Los serranos bajaron a apoyar a la APPO. Y Ulises para contrarrestar subió ayer a Ixtepeji. Pobre hombre.
Lo de combativo tiene grados, tiene sus niveles.
Ruanda, Crónica de una masacre anunciada.
(Despedida)
Y como dijeron en Radio Universidad: Todos tenemos miedo, pero no todos somos cobardes...



lunes, 22 de agosto de 2011

"Eso que afuera llaman amistad", un ensayo de Gustavo Esteva y Arturo Guerrero





Publicado con el título: “Guelaguetza and Tu Chha'ia: a zapotec perspective of what others call friendship”, en:








The Palgrave International Handbook of Peace Studies A Cultural Perspective, Edited by Wolfgang Dietrich, et. al. UK: Palgrave Macmillan, 2011.







"In this ground-breaking new volume, the social function of 'peace' is explored through the prism of cultural pluralism. Prominent scholars and thinkers from more than 30 different cultures reflect on the notion of peace, and the diversity of their perspectives highlights the different cultural perceptions surrounding the meaning and scope of peace. 

What we understand as 'peace' is dependent on the context within which it is used. Some cultures have a multitude of notions that translate into English simply as peace, whereas an equivalent to peace in the European sense does not even exist in others.
This volume shows that the concept of world peace can only be realised as a plural of 'many peaces'; an understanding of peace cannot be reached without the explicit acceptance of the many different notions of peace. In these turbulent times, there is an urgent need to explore new ways of reflecting on and facilitating the promotion of peace. Although the dominant paradigm is still the dogmatic application of a universal notion of a single peace, this approach is shown to be increasingly ineffectual and inappropriate." (De la contraportada)







Ceremonia de premiación 8a Bienal Internacional de Radio 2010

Ceremonia de premiación 8a Bienal Internacional de Radio 2010 by Yelato Molloy

La Cápsula "Sangrado durante el embarazo", presentada en mazateco, ombiayiuds, y español, de la serie "Maternidad Segura" producida en el marco de la Iniciativa UNICEF en Oaxaca y el CIESAS-Pacífico Sur, obtuvo el premio al 3er Lugar en la categoría de "Radio Indigenista" en esa edición del certamen.

domingo, 4 de octubre de 2009

Producción sonora

Talleres de Producción Sonora
de San José Tenango
1a etapa
2a etapa

Maternidad Segura
español
mazateco
mixteco

Campaña para Inscripción
a Educación Básica

Campaña para prevenir la Influenza

Taller Gafas Acústicas